CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero de 2020.- Asumiendo un diagnóstico institucional en negativo, la Fiscalía General de la República señaló una inadecuada estructura para efectuar tareas de investigación efectiva, pues la otrora PGR no operaba en muchos casos bajo el apego idóneo al Sistema de Justicia Penal Adversarial, en términos de la escasa alineación que existía con el Código Nacional de Procedimientos Penales.

En otras palabras, la FGR subrayó que el nuevo modelo de justicia se contrapone con la limitada capacidad de litigación, de persecución y de investigación –especialmente en delitos de alta complejidad–, así como de la ineficiente gestión de asuntos de menor complejidad y mayor volumen, lo que se traduce en una falta de visión sistémica, así como una inadecuada vinculación de casos.

Seguir leyendo en Quadratín México