MORELIA, Mich., 12 de diciembre de 2019. – “No es sorpresa que ahorita tengamos presencia de civiles armados”, luego de la permanente alza en la incidencia delictiva, dijo el coordinador adjunto del Observatorio Ciudadano de Michoacán, Rodrigo Antúnez Álvarez.

Cuestionado sobre los reportes constantes de civiles armados en puntos como Tingüindín, Aguililla, Huetamo, Buenavista y Zamora, por mencionar algunos, comentó el activista social. 

“Cada vez están más indefensos o tienen que tomar la justicia por sus propias manos”, sin embargo, refirió Antúnez Älvarez, esta es “una área de oportunidad para que el Estado y la Federación cumplan con sus obligaciones”. 

En entrevista al finalizar su balance bimestral, le coordinador adjunto enfatizó que existe en nuestro país un problema severo de tráfico de armas, como en otros países de Latinoamérica, el que se encuentra en manos del Gobierno estadounidense resolverlo. 

“Se tendría que buscar el control interno de las armas en Estados Unidos, según un estudio del New York Times entraron ilegalmente a México 33 mil armas que se vincularon a incidentes delictivos, con carpetas de investigación”, agregó el coordinador. 

Por lo anterior, enfatizó, se debe resolver este conflicto, porque “nosotros” estamos poniendo los muertos, en la dinámica del trasiego de las drogas que demandan en ese país, principal consumidor, y que se pelean por su producción aquí.