CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero de 2019.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación por el caso de un elemento que empleó arbitrariamente el uso de la fuerza contra un migrante centroamericano a quien disparó por la espalda luego de que descendiera de un tren en la ciudad de Apaseo El Grande.

Por hechos ocurridos en el año 2013, en los que un elemento del Servicio de Protección Federal (SPF) perteneciente a la entonces Comisión Nacional de Seguridad (CNS), empleó arbitrariamente la fuerza pública en contra de una persona migrante centroamericana de 23 años de edad, a quien disparó por la espalda dejándolo paralítico, además de que se omitió proporcionarle la atención médica y psicológica que como víctima de un delito debió recibir, la CNDH dirigió la Recomendación 84/2018, a los titulares de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Gobierno del estado de Guanajuato, Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), y al encargado de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales en suplencia del Procurador General de la República (PGR).

Según un comunicado, la CNDH acreditó que la actuación del servidor público transgredió los derechos humanos del joven migrante, a la seguridad jurídica, a la integridad personal, a recibir atención derivada de su condición de víctima, y de acceso a la justicia en su modalidad de procuración.

Con información de Quadratín México