MORELIA, Mich., 19 de mayo de 2020.- El ayuntamiento de Morelia no ha determinado las sanciones a imponer a comerciantes de giros no esenciales que reanudaron sus actividades, pese a la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid 19), expuso Guadalupe Pérez Gutiérrez, jefe del área técnica y operativa de la Dirección de Mercados.

Detalló que reuniones y ofrecimientos a oferentes de ropa, principalmente, pertenecientes a la unión 5 de Junio, que labora en las calles Andrés del Río y Ana María Gallaga, en las cercanías del mercado Independencia, no fueron suficientes para impedir que alrededor de 12 agremiados determinaran retomar sus labores ordinarias, aunque la contingencia sanitaria no ha sido superada y no se ha autorizado la reactivación de giros no esenciales.

Esto, mediante un esquema de rotación que posibilitará que grupos de comerciantes operen en ciertos días, para ser relevados por otros oferentes, con el objeto de reducir la aglomeración de personas.

Pérez Gutiérrez indicó que de forma preliminar se tendrá este esquema, que estará sujeto a su revisión por autoridades sanitarias el próximo viernes 22 de mayo.

No descartó que los comerciantes que decidieron reabrir sus puestos de manera anticipada sean objeto de una penalización por incumplir con la suspensión de giros no esenciales, misma que no se ha definido.

Guadalupe Pérez expresó que se buscará arribar a un acuerdo satisfactorio con este sector, cuya determinación podría dar origen a que otros comerciantes no esenciales que continúan inactivos opten por reanudar sus trabajos, incluso sin disponer de la autorización municipal, lo que llevaría a un riesgo de propagación del agente patógeno.

Reiteró que son diferentes uniones comerciales las que laboran en el exterior del mercado Independencia de las cuales sólo la organización 5 de Junio, que aglutina a aproximadamente 40 personas, ha reanudado de forma anticipada sus labores.

Será el viernes 22 de mayo cuando la administración local decida aceptar el esquema propuesto por los oferentes para retomar sus actividades y obtener ingresos, o implementar sanciones para evitar que estos retornos a las labores no autorizados se repliquen en otros mercados y tianguis.