MORELIA, Mich., 19 de mayo de 2020.- Con corte del pasado lunes, los municipios de Zamora y Morelia, gobernados por Morena, se disputan el primer lugar estatal en cuanto a cantidad de homicidios dolosos, con 20 y 17 víctimas respectivamente.

El promedio de homicidios dolosos diarios, en lo que va del mes, para Zamora, es de 1.11 víctimas, destacando entre los casos recientes el asesinato de dos menores de edad de 14 y 13 años, primas hermanas, y cuyo caso ha esclarecido la Fiscalía General de Michoacán (FGE), y detenido al principal sospechoso.

En lo que corresponde a Morelia, el promedio es de 0.94 homicidios al día, para mayo, trascendiendo este mes que el pasado martes 12, murieron en la ciudad personas en Lago 3, Las Joyitas, Independencia y Lomas del Quinceo. 

Uruapan, una de las ciudades consideradas más violentas del país, ha acumulado 10 homicidios doloso, el 50 por ciento menos que Zamora; en cuestión de números, a Uruapan le sigue Zinapécuaro con ocho, mientras que el resto de los municipios con reporte de muertes violentas registraron entre cinco y uno, dando como resultado 107 víctimas en mayo, cifra que aun así significa siete porcentaje del 15.38 por ciento menos que en abril, que para las misma fechas ya llevaba 121 asesinatos.

Pero el número elevado de homicidios dolosos en Zamora y Morelia no es novedoso, en el mes de marzo, último mes en que registra el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en Zamora se contabilizaron 45 víctimas de la delincuencia y la violencia, en tanto que en Morelia fueron 34.

En un comparativo, por la preocupación que han mostrados autoridades de los poderes ejecutivos de los tres órdenes de Gobierno, así como el Legislativo, los esfuerzos debieran de tener mayor atención a resolver la guerra entre grupos delictivos que por el Coronavirus, sin que esto signifique que se deben detener las acciones preventivas de contagio y atención a enfermos, porque mientras en Zamora en estos dos meses han muerto dos y 10 en Morelia por Covid 19, el crimen ha cobrado la vida de más de 100 personas por municipio.

Es decir, si bien atender la contingencia sanitaria es importante, las autoridades municipales no pueden perder de vista que de manera paralela, y sin acatar la cuarentena,  los zamoranos y morelianos viven en medio de la disputa entre grupos delictivos por el trasiego de las drogas, los mismos que ajustan sus cuentas y emparejan la lista de muertos en lugares apartados, aprovechando la complicidad de la oscuridad, al cobijo de la noche, que a plena luz del día, en la avenida Guadalupe Victoria, frente al Poliforum de Morelia, como aconteció a finales de abril.