MORELIA, Mich., 29 de noviembre de 2017.- La sociedad michoacana requiere de armarse de valor y apoyar el combate a la criminalidad organizada en la entidad, más que retomar las armas con el argumento de ejercer el derecho a la legítima autodefensa, afirmó Hipólito Mora, fundador del grupo de autodefensa de la localidad de La Ruana; ello, a causa de que con anterioridad la toma de armamento llevó a la infiltración de personas vinculadas a grupos criminales.

Cuestionado en torno de las condiciones que en incidencia de violencia registra el estado, quien fuera líder fundador del grupo de autodefensa de La Ruana consideró que no será en el corto plazo cuando se logre erradicar la agresión vinculada con la criminalidad organizada.

“Sí se va a tardar; he visto que los criminales ya no se conforman con asesinar, parecen carniceros y no piensan en el daño que no solo le causan a la víctima, sino a sus familiares, esto está muy fuerte y yo pienso que como sociedad tenemos que cooperar, dar la cara y apoyar para que esto no crezca más”, expresó Hipólito Mora.

Agregó que la población tiene miedo, “tiene terror, lo que he visto en la región en los últimos 15 años no nada más es miedo, es terror a que te secuestren, asesinen o cobren piso, por qué puede hacer lo que guste el crimen organizado”.

Por ello, “ahora tenemos que armarnos de valor y apoyar, porque si nos quedamos callados va a ser más difícil” obtener una solución al problema de la violencia que persiste en regiones de la entidad.

Presencia de criminales en grupos autodefensa, factor generador de agresión 

“Ojalá que estas personas que otra vez están tomando las armas no sean delincuentes que quieran blindar sus negocios ilícitos, que quieran blindarse de las armadas, sino que quienes lo hagan en verdad sea porque sientan que las autoridades no les están respondiendo”, afirmó Hipólito Mora ante el señalamiento de un resurgimiento de los grupos de civiles armados que refieren brindarse la seguridad que no encuentran por parte del sector público.

Refirió que “está bien” tomar las armas para la propia defensa, ya que éste es un derecho de la población, sobre todo porque “a veces, las autoridades nos dejan en manos del crimen organizado y tenemos que tomar las armas algunas personas, felicito a todo aquel que toma las armas para defenderse”, aunque se han detectado individuos que recurren a esta estrategia como un mecanismo para garantizarse protección contra las guerras armadas y la continuidad de sus actividades delincuenciales.

“Hay algunas personas, yo lo viví en carne propia, que se infiltraron en los grupos de autodefensa que eran y siguen siendo delincuentes; se lo dije a Alfredo Castillo (Cervantes, titular de la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, actualmente extinta), pero nunca me hizo caso y aquí están los resultados, que no se ha podido controlar la violencia en Michoacán, que ser dejó que creciera con muchos delincuentes,  la mayoría líderes” de autodefensas.

Una sorpresa anunciada

Aunque aseveró que aún no es el tiempo de hablar de las aspiraciones político electorales de cara al proceso comicial de 2018, Hipólito Mora, en torno a su papel a desempeñar en esta actividad, mencionó que “sí hay algo”.

Aseguró que de llegar a ocupar un puesto de elección popular, “se van a sorprender, porque ahora sí se van a dar cuenta de quién es Hipólito Mora”, al tiempo que detalló que la sociedad requiere en el poder público de personas que no estén única o principalmente interesadas en alcanzar un puesto y olvidar sus compromisos, ya que “esa gente no sirve”, sino personas que “no se mareen”.

Reiteró que la expectativa es su participación en el próximo proceso electoral, sin definición aún de un cargo específico, “porque quiero sorprenderlos a todos y que vean la diferencia”.