MORELIA, Mich., 15 de mayo de 2018.- Tras el ataque que siguieron efectivos del Ejército Mexicano, que dejó como saldo tres militares muertos por integrantes de grupos delictivos, el gobierno michoacano mantiene un fuerte blindaje en los límites con el estado de Guerrero.

Así lo informó el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona, quien indicó que los efectivos policiales, junto con elementos de la PGJE, militares y marinos, mantienen recorrido permanentes en los municipios limítrofes con el vecino estado, como son Huetamo, Lázaro y Cárdenas.

Los operativos van de la mano con el plan de seguridad para resguardar y garantizar el desarrollo de las campañas políticas con miras a la elección del próximo 1 de julio, donde se renovarán alcaldías y escaños legislativos, informó el mando policial.

Juan Bernardo Corona señaló que también se trabaja en el blindaje con el Estado de Mexico, pero por los sucesos recientes, el epicentro de atención es con Guerrero.

De acuerdo a la información, el pasado 7 de mayo, efectivos militares fueron emboscados en el municipio de Coyuca de Catalán, por integrantes de una célula criminal y en los hechos perdieron la vida tres soldados.
Los militares habrían acudido a un llamado anónimo para dar con el paradero de los homicidas del candidato priísta a diputado, Abel Montúfar.
Los últimos reportes dan cuenta de la detención de Lucio N. como uno de los presuntos homicidas y participantes de la emboscada.