MORELIA, Mich., 13 de enero de 2019.-  La instalación y expansión de infraestructura de servicios básicos, así como la terminación de obras públicas, serán los objetivos prioritarios de la Secretaría de Comunicaciones y Obra Pública (Scop) en el curso de 2019, aseveró José Hugo Raya Pizano, titular de la instancia.

Raya Pizano detalló que para este año la Scop ejercerá 541 millones 345 mil 196 pesos, los cuales se destinarán sobre todo a la colocación de servicios básicos como agua potable, saneamiento y electrificación para poblaciones en condiciones de alta y muy alta marginación, debido a que estos ayudan a modificar de forma significativa la calidad de vida de las poblaciones.

Al tiempo, se pretende designar una proporción del presupuesto 2019 a la culminación de proyectos que, si bien contractualmente han sido finalizados, requieren de una segunda o tercera etapa para la concreción de los objetivos de las obras referidas, que ascenderían a 16 iniciativas.  

José Hugo Raya manifestó que otros rubros, como la rehabilitación de las vías carreteras, la implementación de la zona económica especial (ZEE) y la intervención de vialidades en el municipio de Morelia, dependerán en gran medida de la gestión ante el gobierno federal y la conjunción de esfuerzos con los ayuntamientos.

En el caso de la rehabilitación de vías carreteras competencia del estado, José Hugo Raya mencionó que se determinaron 80 millones de pesos para este rubro, aunque acotó que este monto no es suficiente para atender las necesidades de la entidad.

Ello, debido a que se requieren de cinco mil millones de pesos para la rehabilitación de las carreteras locales, y que se trata de un proyecto “muy ambicioso y amplio, que deriva de un análisis detallado efectuado por parte de la Junta Local de Caminos y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Michoacán”.  

La red carretera de Michoacán cuenta con alrededor de tres mil 500 kilómetros, de los cuales el 60 por ciento se encuentra en malas condiciones de preservación; se requieren de cinco mil millones de pesos para intervenir la red, así como de 500 millones de pesos para darle mantenimiento mínimo.