MORELIA, Mich., 16 de agosto de 2019.- Los pueblos originarios con menos hablantes en Michoacán como los mazahua, los otomí y los náhuatl, podría parecer que son los menos atendidos en comparación con la comunidad purépecha, como en algunas ocasiones han señalado los propios grupos étnicos.

Hay una idea de discriminación dentro de la discriminación, sin embargo, esto no es así, señaló Fernando Ortiz, director del Centro Coordinador de Pátzcuaro, dependiente de la oficina de Atención a Pueblos y Comunidades Indígenas.

Señaló que en teoría podría parecer un proceso de discriminación, “pero habrá que entender que es una cuestión de números; el pueblo purépecha representa más del 85 por ciento de la población indígena del estado de Michoacán, y es por esto, dijo, que en algunos casos podría parecer que la atención del pueblo purépecha es mayor, pero tiene qué ver con el tamaño de la población”, aclaró.

El funcionario federal dijo que tienen cuatro oficinas de atención; una para el pueblo náhuatl que está en la costa, una más para la región oriente, en Zitácuaro, el cual atiende al pueblo mazahua y otomí, y una oficina en Pátzcuaro y otra en Cherán donde atienden el pueblo purépecha.

Desde los programas del instituto, explicó, se busca una equidad, se busca una participación directa de los pueblos independientemente del pueblo indígena al que pertenezcan.