MORELIA, Mich., 5 de diciembre de 2018.- Aunque actualmente se producen unos tres mil litros de pulque por quincena en Tarímbaro, la mayoría de los que se dedican a venderlo no cultivan plantas, le falta interés, señaló J. Manuel Lara, cronista de Tarímbaro.

Manifestó que el pulque se hace por temporadas, por lo que es mayor la producción en tiempo seco, porque en tiempo de lluvia cae mucha agua y los productores prefiere no producir mucho porque demerita la calidad del producto por el agua que entra en los magueyes.

Explicó que la producción y la plantación de maguey ha disminuido un 60 por ciento, y ha sido muy difícil para los productores recuperarse. Recordó que la producción en los años 1960 al 65 era buena y se hizo la primera feria del pulque, después se dejó de hacer por cuestiones económicas.
Manuel Lara explico que la feria se retomó hasta 1995, pero después volvió a olvidarse. Se han retomado en las administraciones municipales del alcalde Baltazar Herrera.

El cronista manifestó que se han hecho intentos por producir más plantas para animar a los habitantes de Tarímbaro a que las cultiven, pero no se ha logrado porque prefieren comprar una planta madura y no esperar los seis, siete u ocho años que se necesitan para que una planta esté madura.

La mayoría de los que venden pulques no son dueños de las plantas de origen, explicó Manuel Lara, los productores las compran maduras, por lo que hay un desinterés por parte de los productores de pulque por tener las plantas de maguey.