MORELIA, Mich., 17 de diciembre de 2017.- Con el tradicional toque de Silencio de la banda de guerra y al unísono de ¡Jesús Alberto Campos Pineda!, la Secretaría de Seguridad Pública dio el último adiós al efectivo de tránsito, la mañana de este domingo, en las instalaciones de la dependencia.
Con un discurso emotivo, Juan Bernardo Corona Martínez, secretario de Seguridad Pública recordó que Tauro, como le conocían a Jesús Alberto: siempre trabajó con dedicación y responsabilidad, comprometido con dar un buen servicio a la sociedad michoacana.
“La pérdida de un hijo, un hermano y un compañero de trabajo es un dolor que ninguna palabra puede compensar. Es una pérdida que no puede ser reparada. Jesús Alberto, Tauro para nosotros, siempre portó su uniforme de la Policía Michoacán con respeto, orgullo, valor y pasión, siempre con responsabilidad. Y comprometido con el único objetivo de servir a la sociedad michoacana”, sentenció Corona Martínez.
El 2017 fue un año difícil para la dependencia estatal, reconoció el Secretario, y por ello, precisó, “es menester honrar a los que han caído en servicio y continuar en la labor del fortalecimiento de la institución”.
Además, conminó a reconocer a los ejemplos de entrega y solidaridad, así como a las familias de los policías que ya se han ido, especialmente a la de Jesús Alberto y a todos quienes lo acompañaron en el camino de ser policía.
El también diputado con licencia reiteró el compromiso del Gobierno de Michoacán con las familias.
“El compromiso del Gobierno del Estado se mantiene firme con todos los policías caídos y sus familiares”, señaló, para después dar paso a la entrega de una compensación económica y la Bandera.