CANCÚN, QRoo, 3 de abril de 2021.- En un recorrido que en todo el mundo se ha calificado de espectacular, pero extravagante, un insólito grupo de reyes y reinas egipcios salieron a las calles de El Cairo para protagonizar lo que las autoridades llamaron El Desfile Dorado del os Faraones.

Lo más extraño del desfile es que todos los protagonistas llevan muertos más de mil años y todos ellos están momificados.

Se trató de una procesión que los egipcios no vacilan en calificar de histórica: veintidós momias, 18 de faraones y cuatro de reinas del antiguo Egipto, fueron trasladadas del Museo Egipcio, donde se les ha conservado por muchos años, al nuevo museo donde residirán de ahora en adelante, el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, a 5 kilómetros de distancia.

Las momias de los antiguos faraones tienen el estatus de tesoro nacional. Las autoridades egipcias efectuaron el traslado no desde una perspectiva de piezas de museo: se organizó un recorrido triunfal, como si los monarcas estuvieran vivos.

Lee más en Quadratín Quintana Roo