MORELIA, Mich., 2 de diciembre de 2019.- La línea de autotransporte Parhíkuni interpuso siete denuncias en contra de quien resulte responsable por el delito de robo, tras el secuestro de autobuses registrado en las últimas semanas, informó la Canapat.

El delegado estatal de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo, Arcadio Méndez Hurtado, señaló que las denuncias se presentaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a inicios de octubre.

“Sabemos que son los (estudiantes normalistas) de Tiripetío. El fiscal (Adrián López Solís) sabe quiénes son, estuvieron en Casa de Gobierno negociando los líderes, (…) así que si quieren hacer algo, lo podrían hacer sin ningún problema”, manifestó.

Aunque otras compañías de autotransporte también han resultado afectadas por la retención de unidades, han decidido no denunciar los hechos.

“Son siete años de cárcel. Aquí en el estado no se legislado sobre eso pero en la federación corresponde a siete años de cárcel. (Las denuncias) se presentaron ante la Fiscalía del Estado porque incluía el secuestro del conductor, pero ya estamos decidiendo presentarlas ante la Fiscalía Federal porque es muy difícil el secuestro. Sí está detenido (el operador), está dentro de la escuela pero él realmente está cuidando su unidad”, explicó.

Méndez Hurtado mencionó que durante las manifestaciones, los estudiantes normalistas estuvieron reteniendo y liberando unidades de transporte de pasajeros y que algunos autobuses resultaron con daños.

Precisó que por miedo y ante la falta de respuesta por parte de las autoridades, algunas líneas de autotransporte se han visto en la necesidad negociar con los manifestantes y prefieren intercambiar una unidad nueva por dos de años anteriores.