MORELIA, Mich., 1 de febrero de 2019.- El impacto del ajuste salarial y a prestaciones económicas a los trabajadores del Poder Judicial es de 30 millones de pesos, informó su presidente Marco Antonio Flores quien agradeció la sensibilidad de Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial del Estado de Michoacán para contener sus demandas.

“En el Poder Judicial es necesario ir, de una u otra manera, acotando nuestras pretensiones porque del presupuesto que nos dan de mil 332 millones, mil 150 millones va al capítulo mil de servicios personales.

“Entonces es necesario ir reduciendo nuestras pretensiones porque de lo contrario vamos a pulverizar el presupuesto y no vamos a tener gasto para operar el Poder Judicial y eso no nos va a permitir dar un servicio adecuado a la sociedad”.

Los beneficios económicos logrados por el sindicato son extensivos al personal de confianza, en total poco más de dos mil trabajadores a excepción de magistrados y consejeros cuyas percepciones se mantienen estáticas desde hace siete años en 112 mil pesos mensuales brutos, señaló el magistrado.

Luego de firmar el convenio con la dirigencia sindical en el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, Flores señaló que el Poder Judicial no enfrentará problemas económicos para cubrir los compromisos económicos con los trabajadores ya que este año su presupuesto tuvo un incremento de 42 millones de pesos.