MORELIA, Mich., 1 de febrero de 2019.- Los trabajadores sindicalizados del Poder Judicial son conscientes de la situación financiera del país y de que los ajustes salariales no van más allá del índice inflacionario y por eso aceptaron el ofrecimiento de la patronal de 3.5 por ciento directo al salario, afirmó la secretaria general Francisca Arias.

Luego de firmar el convenio en el Tribunal de Conciliación y Arbitraje señaló que ante la expectativa de una desaceleración del índice inflacionario para cerrar el 2019 con una inflación de 3,2 por ciento, el aumento obtenido será sustancioso para los trabajadores.

La dirigente sindical dijo que desde hace varios años el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Michoacán es el que marca la pauta a los otros dos sindicatos de los trabajadores al servicio del estado y confió en que el panorama para ellos sea alentador.

Arias señaló que los dirigentes siempre mantuvieron el diálogo con la parte patronal y la consulta con la base desde que se iniciaron las negociaciones, en la segunda semana de enero, por lo que los resultados de los acuerdos alcanzados serán de beneficio para todos.

Este 2019, además, el acuerdo se alcanzó mucho antes del informe de labores del presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial en turno, que en esta ocasión será el 21 de febrero, porque esa fecha servía para ejercer cierta presión para resolver las demandas de los trabajadores.

Sin embargo, indicó que cuando se toma la determinación de romper la negociación por no llegar a acuerdo, ya sea cerca o lejos del informe, finalmente se llega al último recurso que tienen los trabajadores sindicalizados que es el movimiento huelguístico, al cual no se llegó en este año y en esta revisión.