MORELIA, Mich., 11 de enero de 2019.- Quererse pasar de vivo y no hacer la fila como quienes han pernoctado en las estaciones de gasolina o pasado más de 24 horas esperando no le servirá de nada en Morelia, o al menos, en algunas estaciones que han tomado cartas en el asunto.

En medio de las compras de pánico, quienes atienden en las gasolineras ya buscaron un medio de organización: las listas. En la ciudad pueden verse carteles que indican no se despachará el destilado de petróleo si no se tiene numeración ni se está en listas.

Otras han optado por no vender en bidones, sino solamente a quienes se acercan en automóvil.

A 20 días de desabasto de gasolina, llenar el tanque se ha convertido en una travesía que ha dejado ver de todo: creatividad, desespero, paciencia… mucha paciencia, personas que ven en la necesidad del otro una oportunidad para lucrarse, al intentar revender con precios exorbitantes por medio de redes sociales, entre otros.