MORELIA, Mich., 11 de febrero de 2019.- La aparente disminución en la distribución del combustible, por el retraso con que llegan las pipas, ha comenzado a generan grandes filas de vehículos en las estaciones del Sur y Poniente.

Héctor, chofer de la ruta Gris, aseguró que la escasez de combustible lo lleva a perder hasta 400 pesos diarios, ya que cargar la gasolina implica el tiempo que le da a una vuelta a la ruta.

“Lo que pasa es que las pipas no surten los fines de semana y por eso se hace se relajo… en cargar le pierdo una vuelta, más o menos, alrededor de unos 300 a 400 pesos”, comentó.

Por su parte Samuel, chofer de taxi, manifestó que le toma alrededor de 20 minutos cargar gasolina y aprovechó las cámaras para hacerles un llamado a las autoridades.

“La verdad no sé cuánto esté perdiendo, pero el llamado al Gobierno es aquel le echen ganas a regulariza el servicio, para poder trabajar”, enfatizó.

Y es que en un afán por agilizar el servicio y resolver las demandas de los ciudadanos, los empresarios de Repsol, frente a la refresquera de la Pepsico, instalaron dos filas, una para el servicio público y otro para los coches privados, situación que generó largas filas.

Miguel y Marcela se mantuvieron por una hora en la fila, esta última hasta necesito empujones para llegar.

Explicó Marcela que, al no ser de la ciudad, no tenía claro cómo estaba afectando la escasez de gasolina, así que recorrió por cuatro estaciones hasta llegar a Repsol, pero que llegó a empujones, porque se había quedado hasta sin la reserva.

“La verdad que no pensé que estuviera tan fuerte todo este problema, pues de ahora en adelante a cargar combustible demás, para prevenir antes de que me quede tirada”.

A decir de los despachadores de las distintas estaciones desde la semana pasada las pipas con el hidrocarburo han estado llegando cada cuatro días, cuando días regulares es cada tercer día, situación que ha provocado  las largas filas de autos.