MORELIA, Mich., 7 de agosto de 2020.- Autoridades hicieron un llamado a la jefa de tenencia de Capula, Mónica Neri Vega, para que no se celebrara la fiesta patronal, pero aun así se festejó, y ahora podría repetirse la historia en el poblado de Santa María. 

La celebración con motivo de la fiesta del apostol Santiago aconteció el 25 de junio, sin juegos mecánicos, pero sí con la verbena tradicional, exposición de artesanías, comida, antojitos tradicionales, etcétera, confirmó Guadalupe Pérez Gutiérrez, encargado del área Técnica Operativa de la Dirección de Mercados. 

Este hecho, dijo el funcionario municipal, se podría repetir, porque ya diversos comerciantes de Santa María, que ofrecen sus productos con motivo de las fiestas patronales, han comenzado a organizarse. Además, a la par hay cinco organizaciones de comerciantes que han comenzado a retomar sus actividades. 

A partir del primer día de la cuarentena y hasta el pasado 1 de junio, los comerciantes que trabajan en torno a fiestas patronales suspendieron sus actividades. Ahora, resuelven adaptarse a la nueva forma de convivencia, siguiendo el calendario religioso. 

A estas organizaciones, las autoridades han recomendado que “tengan un solo acceso de entrada y salida, no más de tres juegos”. Pero para dialogar aún con ellos respecto a los riesgos, están convocados a una reunión, el martes, también con la esperanza de convencerlos de que desistan de instalarse en la diversas colonias, por el riesgo sanitario. 

Cada plaza, como la denominan los mismos comerciantes, se forma con entre cuatro a seis juegos mecánicos y diversos puestos de frituras, postres, antojitos, tiro al blanco y canicas. 

Este sector productivo, pero informal, ya se ha visto laborando en colonias populares como el fraccionamiento Villas del Pedregal, sin embargo, no es posible conocer el despliegue exacto diario, porque se mueven de colonia.