MORELIA, Mich., 12 de julio de 2019.- Más que incrementar sanciones económicas, la autoridad debe dejar de ser omisa y actuar para que se respeten los espacios de movilidad para las personas con discapacidad, consideró Alberto Hernández, presidente del Consejo Estatal para Prevenir y Erradicar la Discriminación y la Violencia (Coepredv) en Michoacán.

Dijo que desde el Consejo se instrumentó la campaña “¡Yo Sí Respeto!”, que tiene que ver con la denuncia constante y permanente contra la movilidad de la gente con discapacidad.

Alberto Hernández declaró que existe un marco legal que las diversas autoridades tienen que haces valer para garantizar la movilidad de los discapacitados.

“Tenemos un sinfín de denuncias de discapacitados que ven atropellados sus derechos por no contar con espacios dignos o porque los que hay no se respetan”, señaló.

El representante de los discapacitados reiteró un llamado para que no solo las instituciones, sino la sociedad en general acuda a una nueva cultura del respeto de los derechos de los discapacitados.