MORELIA, Mich., 23 de septiembre de 2018.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán se pronunció a favor de la donación tácita de órganos, mediante la reforma a la Ley General de Salud que se encuentra actualmente en el Senado de la República.

María Soto Romero, delegada del IMSS en la entidad, expuso que de aprobarse esta modificación, se incentivaría en gran medida la cultura de la donación de órganos con fines de trasplante entre la población, como ha ocurrido ya en otros países del mundo.

“Estamos esperando a que se apruebe en el Senado y que esto venga a coadyuvar un poco más a esas decisiones que ya muchas familias han tomado. (…) Uno como ciudadano quisiera ver exactamente qué implica o cómo se puede donar”, dijo en entrevista la funcionaria.

Gricelda García Gamiño, coordinadora de donación de órganos y tejidos con fines de trasplante, del Hospital General Regional N.1, señaló que esta ley ayudaría a que se respete la voluntad de un ciudadano de ser donador, ya que actualmente es la familia quien finalmente decide.

“A menos que haya manifestado en vida su negativa de donación, pero si no se ha manifestado nada, nacería el mexicano como un donador tácito”, explicó.

La especialista reveló que fue en la delegación del IMSS en Michoacán de donde surgió esta iniciativa y que en su momento se tuvo un vínculo con los integrantes de la Comisión de Salud en el Senado de la República para impulsarla y que de aprobarse, habría que ver en qué términos viene.

“Es un primer paso, nos estamos acercando al modelo ideal que es España y no veo lejano, podemos hablar de una década, quizá, que nuestro país pueda estar en el tema de legislación, muy parecido a los países del primer mundo en el tema de donación y trasplante”, manifestó.

En este sentido, dio a conocer que el país se ubica en la posición número 20 a nivel mundial en la donación y trasplante de órganos, siendo el IMSS uno de los pioneros en México en esta materia, ya que se le ha reconocido como el instituto que realiza más procuraciones.

“Casi el 65 por ciento de los derechohabientes que están dentro de los 22 mil 500 mexicanos en lista de espera, son del Instituto (Mexicano del Seguro Social) y por consiguiente nuestra responsabilidad es más grande”, agregó.