MORELIA, Mich., 10 de mayo de 2016.- Luego de la tormenta registrada la tarde del lunes en la capital michoacana, el obispo auxiliar, Carlos Suárez Cázares quedó atrapado entre las inundaciones.

Según se dio a conocer, transeúntes intentaron auxiliarlo luego de que éste quedara varado sobre una de las principales avenida de Morelia y tuviera que abandonar su automóvil por la fuerte corriente que le impidió continuar avanzando.

Luego de que el agua alcanzara al menos un metro de altura, el jerarca católico pidió ayuda a elementos de emergencia, sin embargo debido a la contingencia que provocó alerta en varias colonias de la capital estos no pudieron acudir al llamado.

Es de destacar que fueron habilitados seis albergues para que los afectados se resguarden por las fuertes lluvias que se prevén continúen en la ciudad, donde el lunes 12 colonias resultaron afectadas.