MORELIA, Mich., 27 de febrero de 2015.- La detención de Servando Gómez Martínez, La Tuta, permite vislumbrar el fin del cártel de Los Caballeros Templarios, porque los que quedan ya no son tan fuertes como él, afirmó la ex comandante de la Fuerza Rural Juana Reyes.

En entrevista telefónica, dijo que después de la muerte de Nazario Moreno, El Chayo y la detención de La Tuta, en la región de Tepalcatepec sólo falta por detener a Fernando Cruz Mendoza, El Tena, quien fue la mano derecha de el más Loco, como se le conocía también a El Chayo, fundador del cártel.

Falta también la detención de Isidro Virrueta Montejano, El Chicano o El Coco, uno de los sicarios encargado del cobro de piso, indicó la ex comandante conocida como Juanita; ellos eran los jefes de plaza en Tepalcatepec, y en los demás municipios cada comandante de la Fuerza Rural sabe quiénes dependían de La Tuta y El Chayo.

Juanita indicó que el arresto de Servando Gómez Martínez era uno de los compromisos adquiridos por el gobierno federal que estaban pendientes de cumplir, lo cual le da alegría porque era uno de los principales cabecillas que asolaban la región de Tierra Caliente.

La Tuta, dijo, era un hombre que tenía  a su mando dependencias completas, pero los trabajos de inteligencia y los informes que proporcionaron los elementos de la extinta Fuerza Rural permitieron finalmente su captura.