MORELIA, Mich., 15 de septiembre de 2015.-  “Exigimos apoyos, de nada nos sirve que agarren a los responsables, eso no nos devolverá a nuestros familiares”, expresó Rafael Bucio Márquez, uno de los afectados de aquel fatídico ataque con granadas el 15 de septiembre de 2008.

Al recordar la tragedia de hace ocho años y colocar una flor en memoria de los caídos esa noche, Rafael Bucio aseguró que la exigencia mayor al gobierno es que no los deje en el olvido.

“Que no nos olviden, en mi caso yo sigo en cirugías, perdí el año pasado mi pie, de las becas también nos las retiraron y ahorita ya no nos quieren seguir apoyando, exigimos que nos ayuden con gastos médicos”.

Indicó que de tres años a la fecha los apoyos para gastos médicos se han suspendido, por lo que todo debe costearlo él en la Ciudad de México, pues ahí fue enviado por autoridades estatales una vez que ocurrió el incidente.: “Ellos me llevaron y al último me dejaron ahí”.

Recuerda que cuando le amputaron la pierna, su mamá pidió apoyo para trasladarlo de regreso a Morelia y la respuesta fue negativa, pues no accedieron en ningún aspecto y tuvo que regresar en autobús recién salido del hospital, y ahora debe pagar gastos de curación de su brazo.

“Exigimos que respondan y no nos olviden porque nosotros no podemos trabajar, que respondan lo que dijeron; hay personas que no estuvieron aquí que piensan que el gobierno nos está apoyando con cantidades fuertes de dinero y que estamos bien económicamente, pero aquí están los hechos”, aseveró al tiempo de demandar justicia para su familia.

Con esta situación se encuentran sus hijos, los pequeños Uriel y Jacqueline, pues lamentablemente su esposa falleció en el ataque.