MORELIA, Mich., 24 de noviembre de 2021.- El 2020 fue caracterizado por el frene de acciones relacionadas a la pandemia, e incluso una disminución en la economía de muchos hogares. Con la cercanía de la Navidad, en Quadratín salimos a buscar a quienes venden lo alusivo a estas fechas, para saber sus expectativas al cierre de año.

Dora, quien vende fruta y piñatas para las posadas y el ponche en el Mercado Independencia, tiene la esperanza de que este año sea mejor porque el año pasado, ya que, debido a la pandemia, no se realizaron posadas ni fiestas y eso se reflejó en su economía.

“Esperemos que este año sea mejor para nosotros que tenemos tres años sin trabajar, vamos para tres años sin trabajar; antes estábamos en la Lázaro Cárdenas y nos quitaron de ahí una y otra vez”, expone la comerciante ante el micrófono de Quadratín, y señala que, en el año de la pandemia, la reducción en las ventas fue superior al 50 por ciento.

María, quien comercia con nacimientos y otros objetos decorativos de la Navidad, explica que el año pasado lo vivió muy complicado porque a final del año se enfermó de Covid y ya no abrió durante semanas. Tiene mucha confianza que este año sea diferente; “que nos vaya un poquito mejor, al menos recuperar un poco de lo que el año pasado nos hizo falta, porque sí quedamos endeudados, la mera verdad”, dice y expone que iniciaron la venta de este tipo de productos el pasado 15 de noviembre.

Para Nallely, el año pasado estuvo mejor que el actual en cuanto a ventas de productos navideños. Ella vende series de luces, y expone que, en las mismas fechas del 2020, ya la gente estaba visitando mucho el mercado, cosa que no pasa ahora; “está muy tranquilo, pero si hay algo de venta”, reconoce. Para ella, está falta de clientes se debe a la baja economía y a que la gente sigue encerrada por la pandemia, sin embargo, tiene la esperanza de que las cosas cambien ya que llegue el mes de diciembre.

“Realmente ahorita no hemos visto la baja de venta, pero sí hemos notado que circula menos gente, eso nos ha afectado, y un poco las obras aquí en la avenida”, expone Jorge, comerciante de esferas y otros productos navideños en el Mercado Independencia.

Cuenta que a pesar de que el año pasado estaba más fuerte la pandemia y había mucha negatividad por parte de las autoridades, la gente se desbordó comprando; “yo creo que, a la fecha en relación al año anterior, no se comparan las ventas; el año pasado yo ya había surtido dos veces, y ahorita todavía no, sí ha bajado más de un 30 por ciento”, asegura.