MORELIA, Mich., 9 de julio de 2020.- El nuevo dirigente del PRI, Jesús Hernández Peña prometió un trato cara a cara con la militancia, hablar de frente, sin espacio para la simulación, pues el reto que el tricolor tiene por delante, así lo amerita.

Ofreció hacer la voluntad de la militancia e incluirla en la toma de las decisiones, pues sin la sociedad, el partido no es nada, de ahí la necesidad de fortalecer el binomio partido-ciudadanía.

Para Jesús Hernández Peña, el tema de la alianza es obligado por el escenario político actual y en la búsqueda de un cambio.

A una semana de su arribo al liderazgo tricolor, Jesús Hernández manifestó que la prioridad del momento es ir a la búsqueda de la base militante y fortalecer la unidad interna, con un partido de puertas abiertas y buscado la integración de nuevos liderazgos.

En un diálogo con Quadratín, el cenopista se declaró optimista frente al reto electoral de 2021 y sostuvo que hay partido en Michoacán.