MORELIA,  Mich., 18 de febrero de 2018.- El conflicto en la Secretaría de Contraloría del Estado de Michoacán (Secoem) para exigir la destitución del contador público Mario Amilcar García Soto, aún no tiene visos de solución por parte de la administración estatal.
Ante ello, el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (Staspe) amaga con recurrir a un paro estatal si no hay medidas para resolver las demandas de los trabajadores de dicha dependencia.
El dirigente del Staspe afirmó a medios de comunicación que ya se presentó una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) ante los presuntos acosos que señalaron los trabajadores.
“En el caso de la Contraloría nosotros estamos pidiendo la salida de un director y nos vimos en la necesidad de presentar una queja en Derechos Humanos y ya fue aceptada y nada más hay que esperar a ver qué resolutivo dan”.
El líder comentó que apuestan a que tras este recurso presentado en las instancias correspondientes se dé un avance importante a favor del sector tradicional.
Sobre la toma que inició en días pasados, esta ya se suspendió dando un voto de confianza a las autoridades para dar seguimiento a la denuncia, de lo contrario, emprenderán un paro laboral.
“Esperemos que no se tarden tanto y si no, estaríamos en posibilidades de apoyar a nuestros compañeros si no hay una respuesta prontp, de hacer un paro a nivel estatal”, expresó Ferreyra.