Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Silvano: no hay condiciones para entregar recursos a UMSNH este año

Dalia Villegas Moreno/Quadratín
 
| 12 de julio de 2018 | 21:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 12 de julio de 2018.- El gobernador, Silvano Aureoles Conejo advirtió que no hay condiciones para la entrega de recursos a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo este año; tampoco firmará un Contrato Colectivo de Trabajo que demandan sindicalizados de la Secretaría de Salud, y anunció el inicio del trámite para entregar la rectoría de la educación al gobierno federal.

En entrevista con el periodista Carlos Alberto Monge Montaño, el mandatario michoacano señaló que aunque no es obligación del Gobierno del estado cubrir déficits que se arrastran desde hace varios años, por solidaridad ha apoyado en el último trienio con hasta 500 millones de pesos adicionales al año.

Comentó que al margen del convenio de colaboración tripartita con el gobierno federal y la UMSNH, la Rectoría es la responsable de resolver su problemática; “este año va a ser muy difícil, y creo que sería prudente que las autoridades universitarias comiencen a hacer su trabajo para que empiecen a resolver sus problemas”, expuso Aureoles Conejo.

Cabe señalar que la Máxima Casa de Estudios enfrenta una severa crisis que le mantiene con suficiencia económica solamente hasta septiembre próximo, por lo que el rector Medardo Serna González ha señalado que se requiere gestionar más de mil 56 millones de pesos, para cubrir los pendientes del último trimestre del año.

En este contexto, el gobernador de Michoacán también dejó claro que no existen condiciones y que no firmará un nuevo CCT con sindicalizados de la Secretaría de Salud, solo “por mantener clientelas”, ya que ello costaría a las hacienda pública estatal mil 200 millones de pesos al año, cuando ya se arrastra, dijo, un déficit de mil 300 millones de pesos, por lo que adelantó que impulsará una “reingeniería” sin violentar derechos laborales.

En ambos casos refirió que la principal causa del millonario déficit obedeció a contrataciones de manera discrecional por gobiernos anteriores; abundó que en el caso de los trabajadores de subsistemas educativos, con prestaciones, bonos y componentes salariales que la federación nunca reconoció, lo que en conjunto suma 5 mil 200 millones de pesos.

Aureoles Conejo recordó que en 1996 el entonces presidente Ernesto Zedillo firmó el convenio para la descentralización educativa, con aportaciones bipartitas 90 por ciento 10 por ciento, y aunque en 2007 se firmó el convenio por la Calidad Educativa, la disidencia no lo permitió, y el gobierno contrató a cerca de 36 mil docentes sin ningún soporte financiero.

Ante ello, adelantó que trabaja en un programa de jubilaciones con estímulos Y además de que se iniciará el proceso de reconocimiento de plazas estatales como plazas federales en el Fondo Nacional para el Pago Educativo (Fone), y que si esto no se resuelve hacia noviembre, dará paso a la entrega de la responsabilidad de la educación al gobierno federal.

“La educación es responsabilidad del gobierno federal; si no me he salido del convenio es porque íbamos avanzando en los problemas de fondo; pero es mi facultad, y si no avanzamos yo puedo decir: no puedo continuar en el convenio de descentralización educativa, y que lo resuelva la federación”, comentó, al advertir que esto no estará a contentillo del magisterio, porque está en sus facultades dejar el convenio.