MORELIA, Mich., 20 de septiembre de 2020.- En el último año, la Fiscalía General de Michoacán ha sancionado a cerca de 50 agentes del Ministerio Público, peritos especializados y policías de investigación, entre otros, por incurrir en irregularidades administrativas y faltar a sus funciones.

Después de décadas de operar sin órganos que regularan su proceder, la actual Fiscalía, dirigida por Adrián López Solís, cuenta ya con normas y protocolos internos, como parte del plan de Persecución Penal.

Resultado de las nuevas políticas internas de la Fiscalía, en el primer año de la nueva administración se sancionaron a 47 funcionarios de esa dependencia, de acuerdo a las leyes que faltaron en el período de su sanción.

Entre las causas referidas, a través del área de Transparencia de la Fiscalía, se encuentran irregularidades administrativas y en el ejercicio de sus funciones, la no aplicación de protocolos a las víctimas, ausencia de documentación de los procedimientos efectuados y ausentarse del trabajo sin permiso, entre otras. 

Las sanciones emitidas por el área de asuntos internos y contraloría fueron desde simples amonestaciones hasta suspensiones por distintos períodos de tiempo y la inhabilitación.