MORELIA, Mich., 13 de septiembre de 2019.- Ante la propuesta del ayuntamiento de Morelia de instrumentar un sistema de renta de bicicletas públicas, para incentivar su uso como medio de transporte alternativo al automotor particular, ciudadanos residentes en el municipio señalaron su acuerdo.

El contar con la posibilidad de realizar parte de los traslados cotidianos en bicicletas, mediante un mecanismo que posibilite la renta de estos vehículos, tendría un impacto favorable en el tráfico que concentran las vialidades, así como en los tiempos de los usuarios.

“Sería genial que tuviéramos bicicletas en renta, porque esto agilizaría la movilidad de las personas, que podrían dejar de correr para alcanzar todas las rutas del transporte público o de estar atascadas en el tráfico”, explicó Mónica Cortés, ingeniero civil.

Impulsar el uso de la bicicleta como medio de transporte en Morelia también podría implicar beneficios para la salud de la población, que incrementaría su actividad física, y su economía, al reducir el uso de automotores.

“Estaría bien, porque así la gente haría más ejercicio, se podría trasladar más rápido y puede ser que hasta gaste menos en servicio de transporte público”, indicó Héctor Vallejo, chófer.

No obstante, el éxito del programa de bicicletas públicas dependerá de la verificación de las condiciones de las vías asignadas al flujo ciclista, las medidas para garantizar su seguridad, y la selección de las rutas a intervenir.

“Es una buena idea, pero necesitan disminuir un poco la carga vehicular, para que la gente que ande en bici esté un poco más segura, de por sí la seguridad vial es muy difícil en Morelia; además, sería bueno que empezaran con el sistema de renta en el centro Histórico, ya que de aquí muchas personas se van hacia otros puntos, hacia las orillas”, agregó Martín Magaña, trabajador de la construcción.

Asimismo, este sistema debiera considerar as los usuarios que ya disponen de una bicicleta propia.

“Sería una buena opción, me gustaría que se llevara a cabo porque habría menos tráfico y sería más rápido trasladarse, además de que tanto el Centro Histórico como la ciudad son pequeños y admiten esta propuesta, pero no debe dejarse de lado a quienes ya tienen bicicleta, que también necesitarían de seguridad al circular y sitios aptos para aparcar sus vehículos”, mencionó Roberto Bedolla, comerciante.