MORELIA, Mich., 8 de diciembre de 2019.- Un total de dos casos de envenenamientos masivos de animales en situación de calle se ha registrado en Morelia en el curso de 2019, refirió Alejandro Reyes Pardo, jefe del departamento de Atención Animal en el municipio.

Reyes Pardo expuso que, mediante reportes y denuncias ciudadanos, se ha conocido de dos incidentes de envenenamiento intencional de, principalmente, perros en situación de calle, en los fraccionamientos Arko San Antonio y Punta Floresta.

Recordó que en mayo de este año, ciudadanos reportaron el deceso de “seis o siete” perros en situación de calle que fueron encontrados con signos de intoxicación intencional por la ingesta o exposición a alguna sustancia dañina, en Arko San Antonio.

Aunque el suceso originó la interposición de una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), Alejandro Reyes indicó que no se logró determinar al responsable de la afectación a los animales, en tanto que las autoridades municipales intervinieron mediante pláticas de concientización a los vecinos y módulos de esterilización de los perros y gatos detectados en condición de abandono, así como de mascotas.   

Asimismo, en el mes de diciembre la asociación Generando Hogares de Amor para Animales Desprotegidos (Ghapad) indicó el hallazgo de perros fallecidos con señales de envenenamiento, así como algunos ejemplares aún vivos, los que fueron transferidos con médicos veterinarios para su atención de emergencia.

“Llegamos al sitio, por un llamado ciudadano, pero los perros ya no estaban, los propios vecinos los habían retirado, y la FGE ya estaba a cargo; al momento, ya no hemos tenido nuevos reportes en Punta Floresta”, destacó.

Manifestó que presentó el caso ante la autoridad estatal, que determinará con la realización de la necropsia de los ejemplares la sustancia empleada para darles muerte, “algún veneno para ratas o ácido”; la cifra de animales afectados, y los elementos para establecer la responsabilidad del hecho.

Al tiempo, se tiene una cifra no estimada de casos de envenenamiento de mascotas, derivados de conflictos vecinales y problemas entre particulares.

“Diario recibimos denuncias y reportes de presunto maltrato animal, pero por específicamente envenenamiento, detectamos uno que otro perrito lastimado por problemas entre vecinos, que luego se denuncian, hemos tenido estas situaciones, pero no tan graves, salvo en Arko San Antonio y Punta Floresta”, reiteró.

El Centro de Atención Animal no cuenta con el detalle del número de ejemplares fallecidos en estos incidentes o los individuos responsables de los mismos, debido a que fueron denunciados ante la FGE.

El pasado 7 de diciembre, la asociación Ghapad reportó el hallazgo de perros muertos, aparentemente por la ingestión o exposición a tóxicos, en el fraccionamiento Punta Floresta, que fuera denunciado ante la FGE por los vecinos del sitio.

Ghapad señaló que ofrece una recompensa por cinco mil pesos a quienes proporcionen información que lleve a la identificación de los responsables del hecho.

Otros casos de presunto envenenamiento de perros en situación calle reportados en Michoacán se han concretado en Tlalpujahua, en mayo; Santa Ana Maya, en agosto, y Puruarán, en noviembre.