TACÁMBARO, Mich., 27 de septiembre de 2020.- Enclavado en una majestuosa zona, de incomparable belleza, el Hotel Quinta Sauz se erige como la mejor opción para aquellos viajeros que visiten Tacámbaro de Codallos.

Con la clasificación de cinco estrellas, Quinta Sauz es un concepto muy vinculado a la naturaleza para que el huésped encuentre un espacio de relajación y descanso.

Valentín Rodríguez, propietario de Quinta Sauz, explica que el hotel comenzó a construirse desde 2012 y concluyó en 2014.

Durante el proceso, el modelo de descanso tomó forma y se convirtió en un majestuoso complejo de hotel spa, ideal para el descanso individual o familiar.

“Es un espacio muy digno para Tacámbaro, para los que nos visiten”, declaró el empresario, quien destacó los elementos de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.

“En armonía con la naturaleza descansa en nuestras habitaciones. Espacios con diseños tradicionales mexicanos decorados con artesanías de la región, donde se puede sentir el confort que caracteriza el lugar. Cada una de ellas está personalizada y llevan el nombre de personajes ilustres de Tacámbaro en la Zona Dorada y lugares turísticos del lugar en la Zona Platino”, detalla la página de Quinta Sauz.

Y luego agrega: “en Quinta Sauz nos importas tú, por lo que hemos creado SPA Quinta Sauz, un centro especializado en lograr el equilibrio perfecto entre cuerpo, mente y alma. La combinación perfecta entre los hermosos jardines que rodean las instalaciones, el exclusivo diseño de nuestras cabinas, la tecnología de vanguardia y el conocimiento técnico de nuestros terapeutas con más de ocho años de experiencia harán que recuperes la armonía que se rompe con la rutina diaria. 


“Dejarse consentir en el Spa de Quinta Sauz es inevitable, en sus cuatro cabinas de masaje personalizadas, áreas húmedas y una de las cápsulas de privación sensorial que hay en la República Mexicana”.

El complejo también da a conocer una sección de saunas, jacuzzis, baños de vapor y alberca techada, climatizada.

Quinta Sauz se encuentra ubicada a 2 kilómetros de la plaza principal de Tacámbaro de Codallos, y se enclava en la zona panorámica del cráter volcánico La Alberca.