MORELIA, Mich., 17 de septiembre de 2021.- El rezago que por hasta cinco meses presenta la construcción del puente peatonal y vehicular sobre la intersección de la avenida Siervo de la Nación y las vías del tren es atribuible, “hasta donde tengo información”, al municipio, aseveró Alfonso Martínez Alcázar, alcalde de Morelia.

Esto, agregó, debido a que no suministró los recursos que estaban especificados en los contratos de la obra, que se edifica con aportación realizada por Kansas City Southern de México (KCSM), empresa concesionaria del ferrocarril, por 6.5 millones de dólares.

Tras la instalación de los comités de Adquisiciones y Obra Pública, Martínez Alcázar expuso que el municipio habría incurrido en un incumplimiento que propició que los plazos estipulados para la construcción de la estructura no se lograran y los contratos vencieran.

Actualmente, se requiere de la reinstalación del Fideicomiso de Inversiones en Proyectos Estratégicos (Fipe), que es donde se tenía inicialmente el fideicomiso constituido para la disposición de la aportación económica de KCSM, para dar continuidad a la obra.

El puente peatonal y vehicular sobre la intersección de la avenida Siervo de la Nación y las vías del tren inició a construirse en diciembre de 2020, con la expectativa de concluirse en un estimado de cuatro meses, hacia finales de abril de 2021.

Sin embargo, factores como el hallazgo de infraestructura hídrica y de servicios no detectada, la inconformidad de vecinos y comerciantes de la zona con el proyecto, el desfase en contratos y la insuficiente disponibilidad de aceros, que se atribuyó a la contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus (Covid 19), contribuyeron a replantear los lapsos de terminación del puente.

Martínez Alcázar señaló que otras obras están en una condición similar, como es el caso de la rehabilitación de la avenida Lázaro Cárdenas y la calle Benedicto López, que iniciara en abril pasado y debía terminar en un período de 90 a 100 días, si bien la administración municipal 2018 a 2021 comprometió con vecinos y comerciantes del área que estaría concluida en tres meses, en julio.

Detalló que se han vencido los contratos, por lo que actualmente el municipio se enfoca en la revisión de la situación jurídica del proyecto, para buscar apegarse a lo establecido por la norma con la menor afectación posible para la población, por unos trabajos que suman ya dos meses de retraso para su terminación y entrega.

Con anterioridad, Juan Fernando Sosa Tapia, secretario de Urbanismo y Obra Pública, expuso que de 45 obras que se recibieron en curso el pasado 1 de septiembre, por lo menos 25 tienen contratos firmados y cerca de 20 se terminarían en las últimas semanas de este año.