MORELIA, Mich., 19 de mayo de 2020.- Durante el presente periodo de aislamiento que se vive ante la situación de emergencia sanitaria por el Covid 19 se observa una tendencia a aumentar la incidencia de padecimientos o manifestaciones en las personas, como depresión, ansiedad y estrés post traumático.

De acuerdo con el doctor Carlos Alberto Bravo, director del Hospital Psiquiátrico de Morelia, podría haber incluso la incidencia de iniciar en el consumo de alguna sustancia adictiva, o en algunos casos extremos se presentaría incluso intento de suicidio.

“El estar aislado, encerrado, el no poder hacer las actividades habituales puede incrementar la sintomatología debido a que hay mucho estrés, desinformación o información negativa o en general por no poder realizar sus actividades cotidianas”.

Destacó que hay dos grupos que se verían mayormente afectados: aquellos que ya presentan un padecimiento relacionado con la ansiedad, el aislamiento derivaría en aumento en estas manifestaciones o sintomatología.

En tanto, aquellas personas que al momento no tienen manifestación de algún trastorno de ansiedad o depresión, el aislamiento o encierro puede generar alguna sintomatología de enfermedades que anteriormente no tenía.

“En ellas, lo que tenemos que hacer es prevenir la sintomatología; en crisis humanitarias previas como desastre natural, siempre después hay un despegue de la cantidad de personas con ansiedad, depresión, consumo de sustancias, o estés post traumático y riesgo de suicidio, por eso, si sabemos que puede pasar lo importante es tomar medidas”.

Entre las recomendaciones que hay para evitar afectaciones o manifestaciones de este tipo se encuentran las relacionadas con el sueño, las de estructuras y las de acceso a la información; en el caso del primero debe atenderse para que no se manifiesta la ansiedad.

También es recomendable mantener contacto con personas al exterior mediante las plataformas tecnológicas, pero en todo caso, lo que se recomienda es estar atento a alguna cuestión anormal en su estado de ánimo, y en caso de requerirlo, llamar al 911 para solicitar ayuda u orientación médica y psicológica.