PÁTZCUARO, Mich., 4 de abril de 2020.- Por primera vez en su historia, este año la tradicional y magna Procesión del Silencio, así como el viacrucis del Viernes Santo, fueron cancelados debido a la contingencia sanitaria, confirmaron autoridades eclesiásticas.

En un boletín emitido por los frailes franciscanos se dio a conocer de manera oficial que tanto la procesión de palmas del Domingo de Ramos y el viacrucis del Viernes Santo que se realiza de templo al Calvario, también han sido cancelados.

“Recordemos que la procesión del Señor de la Tercera Orden inició gracias al padre Juan Camacho en la década de los años de 1950, aumentando su fervor con el padre Efrén Sánchez Borjón y el hermano Lego Rafael Ramos, era una procesión de penitencia donde se le cantaba al Señor cánticos penitenciales”, precisó el historiador patzcuarense, Eugenio Calderón.

Tal como lo comenta uno de los caballeros del Señor de la Tercera Orden, quien desde los 14 años se inició de encapuchado, como tradición familiar, junto a su padre: “se buscaron alternativas, sin embargo, somos en promedio 110 encapuchados y para evitar riesgos se decidió cancelar”.

Alejandro Martínez Castañeda/Quadratín

De esta manera, La Hermandad de Encapuchados de la Tercera Orden que, como tal, aparece en 1964 con los primeros ocho encapuchados quienes eran choferes de microbuses aquí en Pátzcuaro, por primera vez tendrá que guardar su túnica.

En 1964 aparecen los primeros encapuchados que salen en procesión, sin embargo, desde 1957 la feligresía acompaña al Señor de la Tercera Orden en las calles de Pátzcuaro en la procesión de los Cristos; los primeros salen vestidos con el hábito franciscano, que es de color café, por ello, cuando un encapuchado cumple diez años se viste de este color en homenaje a los primeros hermanos que salieron.

En su primer año los encapuchados se visten con túnica morada y capucha gris, del segundo año al nueve van vestidos con túnica y capucha morada; a partir del año once se convierten en Caballeros del Señor de la Tercera Orden y se visten con túnica y capucha negra.