MORELIA, Mich., 10 de febrero de 2019.- Derivado de que en la anterior administración no se redujeron los índices delictivos, incluso se incrementaron, Morelia podría no recibir más de 60 millones de pesos de pesos del programa de Fortalecimiento para la Seguridad en los Municipios (Fortaseg).

Y es que pese a los esfuerzos de fortalecimiento de la Policía Municipal, en la ciudad se incrementó la incidencia delictiva el primer año 22.20 por ciento, el segundo fue 14.24 por ciento y finalmente 3.90, resultando en suma una alza de 40.34 puntos porcentuales en el trienio que gobernó Alfonso Martínez Alcázar.

Pese a que se pasó de 200 elementos a 850, en tres años creció de 10 mil 527 denuncias ciudadanas a 15 mil 270, es decir, 4 mil 743 víctimas más del delito en el ayuntamiento capitalino.

Y es que a decir de Patricia Bugarini, actual subsecretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, las nuevas reglas del Fortaseg y del Fondo de Aportaciones a la Seguridad de los estados, es que obtendrán mayores recursos los de mejores resultados, evaluando en ello la incidencia por cada 100 mil habitantes, secuestros, robo en general, extorsión y homicidios.

Por lo anterior, sostuvo en entrevista telefónica la comisionada para la Seguridad Pública de Morelia, Julissa Suárez Bucio, no hay claridad en el recurso, en tanto que fuentes oficiales, aseguraron las expectativas son de 60 millones de pesos.

Aunado a lo anterior, las encuestas de Seguridad Pública Urbana de 2016 a septiembre de 2018 revelan que no hubo constancia en la percepción ciudadana de inseguridad; de marzo de 2016, 70.3 de cada 100 ciudadanos se sentían inseguros, cifra que registró un incrementó a 74 en diciembre del mismo año.

En 2017 los tres primeros trimestres la tendencia fue igual, llegando hasta 77.5 de cada 100 ciudadanos que se sentían inseguros en su ciudad; la percepción de la inseguridad mejoró en junio de 2018, pero en septiembre alcanzó una cifra histórica: 79.7 de cada 100.

Sin embargo algo cambió: de septiembre a diciembre del año pasado se recobró la confianza en la ciudad llegando a 70.9, apenas .6 menos que en marzo y junio de 2016.