MORELIA, Mich., 29 de enero de 2019.- El bloqueo a las vías del tren en Michoacán por parte de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), está pegando al tema alimenticio y al sector automotriz del país.

Ricardo Bernal Vargas, presidente de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (Aiemac), dijo que ya empiezan a hacer falta granos como trigo y maíz; mientras que dos empresas armadoras de vehículos ya se declararon en paro parcial.

“Muchos de los granos llegan por el puerto de Lázaro Cárdenas, es algo que todos los mexicanos consumimos día a día, entonces esto puede ser catastrófico si no se resuelve”, manifestó.

El representante de los industriales mencionó que, a nivel nacional, las empresas automotrices Ford y Chrysler, localizadas en el Estado de México, ya se han declarado en paro parcial por la falta de materia prima para continuar produciendo vehículos.

“Se están perdiendo contratos porque las empresas tienen que seguir produciendo. (…) las empresas que están teniendo paros parciales no pueden seguir pagando a toda su gente, se vuelve un problema para todos los mexicanos”, expuso.

Por ello, Bernal Vargas confió que, entre este martes y miércoles, y a través de las mesas de dialogo, las autoridades federales y estatales puedan resolver esta problemática, que suma 15 días, para beneficio de todo México, y no solo del sector empresarial.

Por su parte, Jesús Melgoza, secretario de Desarrollo Económico, reportó que las afectaciones alcanzan a seis puntos fronterizos con Estados Unidos: Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Piedras Negras, Nuevo Laredo y Matamoros.

Recordó que las pérdidas económicas ascienden a 7 mil 500 millones de pesos y que no habido paso para más de 270 trenes, 2.5 millones de mercancía, y 10 mil contenedores que se dirigían a Lázaro Cárdenas y Manzanillo, Colima.

Detalló que, por la demora, existen pérdidas económicas por mil 900 millones de pesos, mientras que en la industria acerera asciende a más de 600 millones de pesos con más de 500 carros detenidos.

“Las principales industrias afectadas son la acerera, agrícola, automotriz e intermodal. El grado de afectación es mayúsculo, más allá de una cifra, son cadenas de valor y competitividad para el país”, apuntó.