MORELIA, Mich., 22 de octubre de 2019.- Los notarios públicos que no realicen los actos de los que dan fe y violenten los derechos humanos de los ciudadanos podrán ser cesados hasta seis años del cargo o quedar inhabilitados para ocupar cargos públicos, dependiendo de la gravedad de la falta que cometan.

De acuerdo con una iniciativa de ley para reformar la Ley del Notariado presentada por el diputado del Partido de la Revolución Democrática, Antonio Soto, las medidas sancionatorias y sus procedimientos de aplicación notarial, son mínimas, obscuras, con poca claridad y transparencia para la debida defensa de los usuarios ante la actividad de los notarios.

“Son cientos de casos y asuntos que, en el ambiente y conocimiento público, nos enteramos con profunda tristeza que familias son despojadas de sus bienes muebles o inmuebles, a través del consentimiento y fe de los notarios”. 

Los actos que los notarios públicos realizan como certificar, dar fe pública de hechos, registrar actos de dominio, compra – venta, testamentaria, arrendataria o de donación, tienen implicaciones además de importantes, de suma trascendencia para miles de familias.

Desafortunadamente, señaló, durante el transcurso del tiempo, algunos notarios han afectado derechos esenciales del ser humano, es decir, se han configurado en muchos casos, violaciones a derechos humanos en el que prácticamente en la mayoría de los casos, no son sancionado por la autoridad gubernamental.

Por ello consideró que esa actividad merece ser reivindicada, a través del profesionalismo, la honradez, la eficacia y certeza en las certificaciones notariales, que no deje la menor duda de la voluntad de cualquiera de las partes que intervienen en un proceso de este tipo.