MORELIA, Mich., 12 de octubre de 2021.- Actualmente persisten muchas enfermedades que afectan a la población, varias de ellas a la que está económicamente activa, como la diabetes, y por consiguiente, la retinopatía diabética.

De acuerdo con especialistas, cerca de 500 millones de personas viven con esta condición en el mundo, y en el caso de México son 12 millones aproximadamente, y el 38.6 por ciento aún no cuenta con un diagnóstico.

Señalan que para el año 2045, se estima que la cifra aumente a 22.9 millones, ocupando así el sexto lugar en el mundo; el deterioro ocular por retinopatía impacta en los capilares de la retina, que es la capa que reviste el fondo del ojo y que contiene las células encargadas de captar imagen.

Esta afectación de la retina representa una merma para quien la padece y se estima que hay 40 millones de casos entre la población en edad productiva a nivel mundial.

Por ello, en el marco del Día Mundial de la Visión, que se conmemora el próximo 14 de octubre, la Federación Mexicana de Diabetes A.C. y el Instituto de Oftalmología Fundación FAP Conde de Valencia unen esfuerzos para crear concientización sobre la retinopatía diabética, una de las afecciones más frecuentes y la principal causa de ceguera en México.

El principal factor que contribuye al desarrollo de la retinopatía diabética son los niveles de glucosa descontrolados por varios años, además, si el paciente también tiene hipertensión, su aparición y su progresión es más rápida.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 reportó un incremento en el número de mexicanos con diagnóstico de Diabetes Mellitus al pasar de 6.4 millones a 8.6 millones y se estima que el doble vive con esta condición sin saberlo.