MORELIA, Mich., 25 de febrero de 2020.- El paro de los trabajos de remodelación en un tramo de la Avenida Madero Poniente podría ocasionar que el Gobierno federal retire al municipio la inversión que asciende a 120 millones de pesos. 

Así lo advirtió el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Michoacán, Antonio Mazier Contreras, al reportar que hasta el momento suman ocho días intermitentes con los trabajos detenidos por la oposición de un grupo de ciudadanos quien ha llegado incluso a las amenazas.

Señaló que esto ha generado afectaciones económicas para el consorcio conformado por cuatro empresas morelianas afiliadas a este organismo empresarial, pero a un total de 15, ya que cada día cuesta 120 mil pesos diarios por el pago de 300 trabajadores, sin contar la renta de 20 máquinas y los empleos indirectos que se generan. 

“Es evidente que técnico no es el problema. Es una obra que corre el riesgo de que el Gobierno federal retire el recurso y es una obra muy necesaria y emblemática para la ciudad de Morelia, nunca se ha hecho una inversión de tal magnitud para una vialidad”, manifestó. 

Informó que hasta el momento la obra se encuentra en tiempo y forma, de acuerdo con el programa establecido por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), al presentar un avance físico y financiero del 60 y 40 por ciento, respectivamente. 

Sin embargo, advirtió que si las manifestaciones continúan, la obra no podrá avanzar, lo que implicaría que las empresas constructoras sean penalizadas por incumplimiento con una fianza que corresponde al 10 por ciento del monto contratado y del uno por ciento por cada día que se acumule después de que venza el plazo final.

Al destacar el beneficio social que la obra traerá de manera directa e indirecta para 150 mil y 400 mil vecinos, respectivamente, Mazier Contreras descartó interponer algún tipo de denuncia contra los ciudadanos inconformes, pues manifestó que las empresas constructoras a cargo, solo quieren trabajar.

“Todos tienen derecho a manifestarse, pero problema es que ya están afectando. Con qué facultades te dicen ‘párate’ y la dependencia (Sedatu) te dice síguele. La gente tiene que ser consciente y dejar trabajar porque es más el beneficio que el perjuicio que se puede originar con esta obra”, explicó. 

Los trabajos para rehabilitar 4 kilómetros de las laterales de la avenida Madero, desde Tres Puentes hasta la entrada a San Juanito Itzícuaro, iniciaron el pasado 25 de noviembre pero oficialmente hasta inicios de diciembre y deberán estar concluidos para marzo.

De acuerdo con el Gobierno municipal, la obra beneficiará a 150 mil personas. Se aplicará concreto hidráulico y se colocarán cruces seguros para peatones y personas con discapacidad, así como espacios establecidos para el transporte público y sus usuarios.