Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Leopoldo Hernández/Quadratín

Nos sentimos ofendidos por apatía del Gobierno: sindicalizados

Uriel Morales Pérez/Quadratín
 
| 11 de enero de 2018 | 12:16
 A-
 A+
MORELIA, Mich., 11 de enero de 2018.- Indignados es como los trabajadores de la educación dijeron sentirse al no tener el recurso que les corresponde por concepto de aguinaldo y salarios de fin de año.
Gaudencio Anaya Sánchez, dirigente del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), indicó que saben las complicaciones que se han derivado de estas acciones, pero reiteró que es culpa del rector nicolaita, Medardo Serna González.
“Hay una indignación por parte de los académicos, trabajadores y alumnos en razón de que nos sentimos ofendidos por el trato recibido ante el incumplimiento de los pagos salariales; estamos indignados”.
En la rueda de prensa, ofrecida previo al mitin de este jueves, Anaya lamentó que la respuesta de las autoridades sea lenta y sin concretar la llegada de los recursos para saldar estos adeudos.
A su vez, dijo que hay el compromiso de que una vez que se pague lo que les corresponde a aguinaldo y pagos de finales de 2017, se retomarán las actividades académicas, por lo que pide también la comprensión de los padres de familia.
En tanto, el dirigente del Frente Estatal de Sindicatos de Educación Media Superior y Superior (FESEMSS), Gerardo Bolaños Jiménez expresó que la movilización de este jueves es para presionar a las instancias correspondientes a pagar lo que deben y no retener el Impuesto Sobre la Renta (ISR) en el aguinaldo como se ha aplicado.
En esta protesta que aglutinó a más de 37 mil personas, se realizó también un mitin frente a Palacio de Gobierno para exigir que se les deposite el dinero y cese el hostigamiento, como ocurre en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).