MORELIA, Mich., 11 de febrero de 2018.- El retiro de los sellos de clausura total temporal del hotel y restaurante Casa Madero, en Morelia, responde a la aplicación de medidas cautelares por un proceso de amparo en curso, aseveró Raúl Morón, alcalde de la capital michoacana.

Rechazó que la determinación de levantar la sanción impuesta al establecimiento, propiedad de Alfonso Martínez Alcázar, ex edil de Morelia, obedezca a la realización de un procedimiento inadecuado o a la aplicación de una clausura sin tener los elementos que la justifiquen.

“Se levantó la clausura por una medida cautelar para evitar afectaciones en lo que un juzgado de lo contencioso administrativo decide si es procedente la queja o no, no es que hayamos hecho algo mal”, reiteró.

Afirmó que no hay un interés político o de otra índole en la sanción a Casa Madero, sino que se pretende el cumplimiento de la norma para la operación de establecimientos que brindan servicio al público en el exterior de sus inmuebles.

“No queremos pelear con nadie, estamos ordenando al sector y hasta ahora no habíamos tenido dificultades con nadie”, expresó el munícipe.

Lamentó que luego de dos comunicaciones con Casa Madero y una tercera a efectuarse en el curso del lunes 11 de febrero para que solvente las irregularidades detectadas, no se haya obtenido una respuesta favorable.

“Todos han atendido la indicación para el reordenamiento, con excepción de Casa Madero, que ha mostrado resistencia, un derecho que le asiste”, acotó.

Recordó que el reclamo a Casa Madero deriva de la instalación de una plataforma en el exterior del establecimiento para la colocación de mesas para el servicio al público, plataforma que se encuentra anclada al suelo en una zona de monumentos patrimonio cultural de la ciudad.

“Hay características que deben autorizarse para las colocaciones de mesas en las banquetas y no Casa Madero no las tiene, así que existen los elementos de falta y están a la vista de todos”, manifestó.

Al momento, de 70 negocios clausurados de forma temporal total por el ayuntamiento de Morelia por el incumplimiento del reglamento de establecimientos mercantiles municipal sólo uno ha ofrecido resistencia al ordenamiento e iniciado un proceso de amparo.