MORELIA, Mich., 23 de junio de 2018.- Aunque el próximo jueves iniciará el periodo de veda electoral, la propaganda en espectaculares, mantas y bardas comenzará a retirarse de manera paulatina, ya que los partidos políticos cuentan con un plazo de 30 días después de la elección para retirarla, a efecto de no hacerse acreedores a sanciones del Instituto Electoral de Michoacán (IEM).

La única advertencia específica con relación a la propaganda impresa, escrita o pintada sobre bardas se establece en el artículo 169 del Código Electoral de Michoacán, donde señala que el día de la elección no deberá haber propaganda de ningún partido o candidato a una distancia menor a 50 metros de las casillas electorales.

La veda electoral establece que a partir del 28 de junio no podrán realizarse actividades proselitistas, mítines masivos ni difusiones en radio y televisión; sin embargo, para el retiro de mega fotografías y eslóganes de partidos exhibidos en espectaculares u otros medios, además de aquellas bardas pintadas, la norma electoral concede un plazo de 30 días.

 

Supervisará y sancionará IEM omisiones

En entrevista, el consejero del Instituto Electoral de Michoacán, Humberto Urquiza Martínez, explicó que una vez que concluya la jornada electoral, a través de los comités municipales el organismo realizará una revisión general para verificar la permanencia o no de propaganda electoral, y en caso de ser así se le avisará al partido correspondiente para que la retire.

“Si llegado el plazo no la retira, el ayuntamiento la quita pero esto es a costo de las prerrogativas del partido que haya sido omiso; entonces nosotros se las descontamos, y si se da ese caso de que después del plazo se mantiene la propaganda podemos iniciar procedimientos administrativos a los partidos por faltas al código electoral”, comentó.

Detalló Urquiza Martínez que si bien la capacidad operativa del IEM no es suficiente para llevar a cabo una labor de inspección y supervisión en cada rincón del estado, a través de los comités municipales se mantiene atención ante posibles faltas a la norma, y una vez que los órganos desconcentrados se inhabiliten, el Consejo General estará atento a denuncias.

“Puede haber propaganda no necesariamente en vías de mucho tránsito, sino en otras vías no muy públicas, y ante esto lo que esperamos es que la ciudadanía denuncie este tipo de casos y nosotros iniciaríamos procedimientos sancionadores contra los partidos políticos; el ayuntamiento retiraría la propaganda y nosotros se lo descontaríamos de la prerrogativa”, comentó.