MORELIA, Mich., 14 de enero de 2019.- En Michoacán, el desabasto de gasolina cumple este lunes 23 días, pero fue hace una semana cuando la crisis se agudizó y alcanzó el mayor número de gasolineras cerradas. 

De acuerdo con Mauricio Prieto, empresario del sector gasolinero, únicamente cinco de 90 estaciones de servicio, de Morelia y la zona conurbada, contaban con el combustible.

Esto ocasionó que la situación se volviera más crítica: compras de pánico y kilométricas filas de automóviles y de personas con bidones intentando comprar gasolina con un tiempo de espera de más de 24 horas. Hubo quienes incluso tuvieron que dormir en las gasolineras para no perder su turno.

El gobernador, Silvano Aureoles, reportó que la escasez del hidrocarburo ocasionó pérdidas económicas de hasta 4 mil 500 millones de pesos para la economía local. 

Señaló que esto impactó en la productividad de los trabajadores y generó ausentismo laboral, inasistencias de estudiantes para acudir a los planteles educativos, y la reducción del 40 por ciento en las unidades del transporte público.

Poco a poco se fue regularizando el suministro de gasolina, y aunque aún no llega a un 100 por ciento, el sector gasolinero informó que para el domingo, 13 de enero, la situación se encontraba a un 70 por ciento.

Y es que en los últimos siete días pudieron llegar a la capital michoacana más de 7 millones de litros de gasolina.

Prieto informó que Petróleos Mexicanos (Pemex) les notificó que durante el sábado y domingo pasados estarían trabajando para tratar de abastecer a las 90 gasolineras que hay en la capital michoacana y los municipios aledaños.

Detalló que se estarían atendiendo embarques en un horario de 7 a 23 horas, y que se estaría suministrando el hidrocarburo de acuerdo con las evidencias de bajos inventarios de las estaciones de servicio.