MORELIA, Mich., 25 de marzo de 2020.- Las medidas económicas y hacendarias anunciadas por el Gobierno del estado por la pandemia del Covid 19, son un respiro para las empresas, porque ayudarán a mantener los empleos, pero lo ideal es que permanezcan por más tiempo y que también sean adoptados por el municipio y la federación.

Así lo consideraron líderes empresariales de los sectores comercio, servicio y turismo, unos de los más afectados durante la contingencia sanitaria, pues algunos negocios se han visto obligados a cerrar temporalmente.

Entre las medidas destacan el subsidio al Impuesto Sobre la Nómina durante marzo, abril y mayo, para restaurantes, hoteles, balnearios y agencias de viajes que tengan hasta 50 trabajadores,y que no hagan despidos durante la contingencia.

También subsidios del Impuesto Sobre el Hospedaje y la creación de un fondo de mil millones de pesos para otorgar créditos a las micro y pequeñas empresas familiares, con montos de 6 mil, 50 mil y hasta 250 mil pesos.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Michoacán (AHMEMAC), Juan Manuel Abud Mirabent, dijo que lo ideal hubiera sido que el beneficio fuera para todo el año y para cualquier tipo de negocio.

“Esto nos viene a dar liquidez y un poco de aliento para solventar un mes más y poder pagarle a los empleados. Yo sé que no es suficiente pero el Gobierno del estado es el primero en apoyar”, dijo.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Alejandro Hernández Torres, pidió a los empresarios ser responsables con los beneficios.

“Se necesitaba un mensaje de aliento a las empresas. Esto no es un rescate económico para los empresarios necesariamente, sino para mantener la fuerza laboral porque no tenemos ingresos”, expuso.

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Vecinos del Centro Histórico (Covechi), Alfonso Guerrero Guadarrama, señaló que esperan acciones similares por parte del Ayuntamiento de Morelia y del Gobierno federal.

“Tenemos que tomar la decisión de pagar impuestos o nómina porque tenemos tiempo sin ventas. Más vale que vayan pensando en qué no vayamos a caer en una omisión pero promovidos por las circunstancias”, opinó.