MORELIA, Mich., 18 de marzo de 2020.- El hombre estará obligado a proporcionar una pensión a la mujer cuando derivado de una relación sexual consensuada y la mujer resulte embarazada, aun cuando no estén unidos en matrimonio o concubinato.

“El presunto progenitor tendrá la obligación de proporcionar alimentos desde que la mujer tenga conocimiento de que está embarazada y hasta seis semanas posteriores al parto o al aborto natural que tuviera la mujer”, de acuerdo con la propuesta de reformas al Código Familiar presentada por el diputado Baltazar Gaona.

Durante la sesión virtual extraordinaria de este lunes, el legislador del Partido del Trabajo señaló que la madre no debe de ser objeto de discriminación, sino que la educación, cuidado y desarrollo de los hijos exigen una responsabilidad compartida entre hombres y mujeres, y para ello es necesario adoptar las medidas necesarias a fin de suprimir la discriminación en todas sus formas y manifestaciones de violencia en contra de las mujeres embarazadas.

Sin embargo, en un análisis realizado a las diferentes legislaciones civiles o familiares de nuestro país, en lo que se refiere a las mujeres embarazadas, no establecen la corresponsabilidad, considerando que en la procreación necesariamente intervienen un hombre y una mujer, siendo, por tanto, que el hombre tiene la obligación corresponsable respecto al embarazo, indicó el legislador.

Por ello la propuesta de la obligación de pensión a la mujer embarazada, aun cuando no exista ningún vínculo civil entre el progenitor y la mujer embarazada, de manera que la obligación alimentaria obedezca a la corresponsabilidad en la procreación, con ello se tendría una gestación garantizada, así el progenitor tendrá a su cargo el pago de esa pensión durante el embarazo, pues el hombre tiene la obligación de ejercer con responsabilidad su sexualidad.

De ser aprobada la propuesta se garantizaría los derechos del concebido y se reconozca el respeto absoluto al derecho a la vida y por ende respeto a la dignidad humana ya que hay un gran indicio que muchas de las conductas de una mujer que está embarazada y enfrenta la maternidad sola es por la gran irresponsabilidad por parte del varón.