MORELIA, Mich., 14  de junio de 2019.- La Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) garantizó que este mismo año serán inaugurados los nuevos hospitales Civil e Infantil, originalmente comprometidos para finales de 2018, aunque aún no hay una fecha tentativa.

La titular de la dependencia, Diana Carpio Ríos, dijo que para poder terminar la construcción de los centros hospitalarios, el estado depende del flujo financiero del Gobierno federal, por lo que se trata de un retraso natural por el cambio de administración que ocurrió desde diciembre de 2018.

“Estamos todavía en el proyecto constructivo. Tenemos ya todo el equipamiento del Hospital Civil en Morelia, listo para ocuparlo; está el proceso de integración de máquinas muy grandes que llegan del extranjero. Una vez que los hospitales estén concluidos, equiparemos el Civil y el equipo del Infantil está empezando a llegar a Morelia”, explicó.

Carpio Ríos no precisó cuánto es el recurso financiero que falta por llegar a la entidad para terminar con la construcción de los nuevos hospitales, pero indicó que las obras se encuentran en sus últimas etapas, aunque la edificación del Hospital Civil se encuentra más avanzada que la del Infantil.

Una vez que las obras queden concluidas, se trasladará el mismo personal médico y de enfermería con el que cuentan los actuales centros hospitalarios y será hasta después cuando el estado gestionará ante la federación, los recursos necesarios para la contratación de más de 200 enfermeras y algunos especialistas.

No obstante, en declaraciones anteriores, Carpio Ríos señaló que para el Civil se requeren 133 médicos y 453 enfermeras, que significan 133 millones de pesos al año; mientras que para el Hospital Infantil se necesitan 89 médicos y 291 enfermeras, lo que significarían 95 millones de pesos más.

Señaló que en el caso del Hospital Infantil, al tratarse de una sustitución, el número de camas censables será el mismo, pero que algunas las áreas sí aumentarán, como en el caso de los quirófanos.

La secretaria de Salud apuntó que una vez realizado el traspaso, los hospitales que quedarán desocupados serán cerrados, ya que la SSM no podría mantener cuatro unidades de tal magnitud. “Se vuelven oficinas u otro tipo de inmueble que no sea otro hospital”, concluyó.

El Hospital Civil tendrá una superficie de 38 mil 257 metros cuadrados, Originalmente aumentaría de 219 a 250 el número de camas censables y de 60 a 157 las no censables; de 37 a 47 consultorios y de seis a 12 quirófanos, para beneficio de 2 millones 983 mil personas. 

En tanto, el Hospital Infantil tendrá una superficie construida de 19 mil 694 metros cuadrados, e incrementaría de 80 a 100 camas censables y de 48 a 75 las no censables; de 20 a 30 consultorios y de tres a seis quirófanos, para beneficio de un millón 273 mil personas.