MORELIA, Mich., 20 de septiembre de 2020.- Como en los últimos dos años, las comisiones unidas de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública y la de Hacienda y Deuda Pública fijarán un tope del cinco por ciento a los aumentos de impuestos y tarifas de los servicios públicos municipales.

Arturo Hernández, presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública señaló que sin embargo, hay municipios que requieren aumentos del ocho o del 10 por ciento en el servicio, principalmente el de agua potable, alcantarillado y saneamiento, pero esos porcentajes no incrementos mayores a los 10, 20 o 30 pesos, pero son casos que se analizarán uno a uno.

Lo que no se va a permitir son incrementos específicos para sectores populares, aunque representan el mayor ingreso de los municipios, solo se autorizarán alzas generales del tres, cuatro o cinco por ciento, dependiendo de cómo hayan presentado sus iniciativas de Ley de Ingresos los ayuntamientos.

Otro criterio será el no autorizar aumentos en los impuestos y tarifas para pagan los adultos mayores y tampoco no se va a mover el Derecho de Alumbrado Público (DAP), indicó el legislador del Partido Acción Nacional.

Adelantó que martes y miércoles próximos, las mesas técnicas estarán trabajando para establecer los parámetros técnicos y, a partir de que la presidencia de la Mesa Directiva les turne las iniciativas se elaborarán comparativos de los aumentos ya que otro acuerdo es que las ciudades pequeñas no pueden tener aumentos superiores a las más grandes.

Como ejemplo, dijo que si Uruapan quiere hacer un incremento superior al que rige en Morelia, no se autorizará ya que no tendría razón de ser porque en las ciudades más grandes es más caro proporcionar algún servicio.