MORELIA, Mich., 13 de octubre 2021.- Colectivos feministas demandaron al gobernador Alfredo Ramírez Bedolla enmiende la plana, cumpla con la agenda feminista y cese a Héctor Abud y a Omar Muriño, quienes tienen antecedentes de violencia de género y hoy se encuentran en el primer círculo del mandatario.

A la lista sumaron a la Secretaria de Educación, Yarabí Ávila, a quien acusaron de manifestarse contra la interrupción legal y voluntaria del embarazo a su paso por la legislatura anterior.

Asimismo, revivieron el viejo expediente de acoso sexual del diputado de Morena, Roberto Reyes Corsari, a quien pidieron su licencia al cargo.

En conferencia de prensa, diversos colectivos feministas dieron el beneficio de la duda al gobierno de Alfredo Ramírez para hacer válidas las promesas de campaña en la agenda de género.

Sin embargo, declararon que mientras tenga violentadores de género en su gobierno, solo habrá simulación sin una política real de apoyo.

Dijeron que Héctor Abud, ex asesor del priísta, Eduardo Orihuela, ahora se encuentra en el área de la Secretaría Particular de Ramírez Bedolla, mientras que Omar Muriño fue nombrado en una de las áreas de la Secretaría de Finanzas y Administración.

De este último, acusaron que incluso fue sentenciado en Guanajuato por la Fiscalía de esa entidad, amén de tener recomendaciones pendientes la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado vecino.

“No puede haber violentadores de la mujer en el gobierno, ni el gobernador debe dar nombramientos por compadrazgos o amiguismos”, adujeron.