CIUDAD DE MÉXICO, 22 de enero de 2020.- El Gobierno federal desea un ingreso ordenado de los centroamericanos manteniendo una política de puertas abiertas hacia el asilo y refugio para migrantes, sin embargo, calificó de una provocación de los dirigentes de caravanas en la frontera sur, la tensión que se registró el lunes pasado con la Guardia Nacional.

“Fue un caso aislado, no es algo que nosotros vamos a aplicar, siempre eso no es el distintivo de este gobierno, nosotros queremos la paz, queremos resolver las discrepancias con diálogo, con acuerdos, resistieron mucho los de la Guardia Nacional porque hubo también de parte de los migrantes agresión, incluso tiraron piedras y de más”, afirmó el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Durante la conferencia matutina de este miércoles en Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo reiteró que su administración será respetuosa de los derechos humanos de todas las personas, sin embargo, consideró que los líderes de los grupos de migrantes, son quienes con promesas engañosas, enganchan a las personas por las necesidades que tienen.

Más información: Quadratín México