MORELIA, Mich., 27 de enero de 2019.-     Hasta 70 pesos pagaban beneficiarios de programas de apoyo alimentario del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Morelia por las despensas que otorga la instancia a un costo preferencial para paliar la deficiencia en el acceso a alimentos por parte de familias vulnerables, señaló María Elena Silva Montes, directora de la instancia.

Destacó que el DIF en Morelia lleva a cabo la limpieza de su padrón de beneficiarios de despensas correspondiente a 2019, donde se detectaron, entre otras irregularidades, casos donde los recipiendarios pagaban hasta un 250 por ciento más del monto establecido para esto apoyos.

María Elena Silva explicó que, en septiembre pasado, el DIF nacional elevó el precio de las despensas de 10 a 15 pesos, en tanto que el DIF municipal las ofertará en 20 pesos, debido a que incorporará el gasto en gasolinas para su traslado hasta el domicilio de los beneficiarios.

No obstante, algunos de los incluidos en el padrón detallaron que pagaban por estos apoyos desde 22 pesos hasta 70 pesos.

No se cuenta con denuncias formales por estos hechos, como tampoco con una cifra de casos o personas detectadas como responsables del sobreprecio de los apoyos.

Sin embargo, se instrumentaron algunas medidas para impedir que la economía de las familias vulnerables se vea perjudicada por esta práctica, como la entrega de las despensas de manera directa, por parte de personal del DIF Morelia a los recipiendarios en sus domicilios.

Esto, debido a que con anterioridad la administración local otorgaba los apoyos a líderes sociales o dirigentes de grupos para que estos los dispersaran, proceso en el que se presupone se encarecían las despensas.

***Avanza depuración de padrón de apoyos alimentarios***       

Silva Montes mencionó que la limpieza del padrón de beneficiarios de apoyos alimentarios del DIF municipal suma un avance del 90 por ciento, por lo que se prevé que en breve concluya.

Refirió que se efectuaron visitas a las casas de la población que capta las despensas, para verificar que realmente requieren de los insumos proporcionados.

Esto, ya que además del sobreprecio en las despensas se encontró que algunas familias reciben además del incentivo del DIF municipal un apoyo alimentario de la Secretaría de Bienestar y Política Social.

Tras la conformación de un padrón único por el ayuntamiento de Morelia, se procedió al retiro de las despensas de las personas que recibían otras ayudas o que no acreditaron carencia alimentaria, a fin de reasignar las entregas a familias en situación de alta y muy alta marginación.

Más del 50 por ciento de los apoyos fue reasignado, de un universo de 10 mil 600 beneficiarios, sin que al momento se tengan proyectadas otras sanciones para los responsables de estos incidentes.